Yulimar Rojas saltó 15,67 metros para ganar el oro olímpico y otro récord mundial

Con su primera carrera mató las esperanzas de las demás competidoras, registró 15,41 metros dos centímetros por debajo de du mejor marca personal.

“Ahora sí”, leyeron la arenga que la espigada caraqueña se metió en la mente. Aplaudió dos veces y se lanzó a la arena. Con la elevación en los tres impulsos rasgó las nubes de los predios de Zeus. Aterrizó en su último intento dejando atrás un abismo de 15,67 metros. Un espacio suficiente para que Yulimar Rojas se hiciera del oro olímpico y de otro récord mundial.

Para Venezuela, el oro de Yulimar Rojas es el primero que consigue en estos Juegos Olímpicos de Tokio-2020. La cuarta medalla para el país en la capital nipona. Llegó tras la plata horas antes de Daniel Dhers en el ciclismo BMX freestyle. Se suma a las dos preseas también de plata logradas en en levantamiento de pesas. El logro es del dúo Julio Mayora (categoría de 73 kg) y Keydomar Vallenilla (96 kg).

Puedes leer: Daniel Dhers, el venezolano que se estrena en las olimpiadas junto con el BMX

La saltadora olímpica llevaba los cabellos pintados de rubio cenizo. Batió un récor mundial que estaba en pie desde hace 26 años. Aquel que con 15,50 metros estableció la ucraniana Inessa Kravets en el Mundial de Gotemburgo-1995. La plata en Tokio-2020 fue para la portuguesa Patricia Mamona (15,01 metros). El bronce para la española Ana Peleteiro (14,87 metros). Ambas llevan sendos récords de sus países.

Yulimar Rojas cuadro a cuadro

Una amplia reseña sobre el récord mundial de Yulimar Rojas fue elaborada por la AFP. La plusmarquista tenía una mejor marca personal de 15,43 metros antes de la final. Atrás quedó el dolor de la plata hace cinco años en Rio-2016. Aquel momento que quedó por detrás de Caterine Ibargüen (37 años). La estrella colombiana fue décima este domingo con apenas 14,25 metros.

La venezolana de 25 años tiene ahora tiempo para dedicarse a ser la primera mujer en alcanzar los 16 metros. Foto: Andrej Isakovic / AFP

El concurso de Tokio-2020 tuvo claro desde el primer momento quién iba a ser la campeona. Este oro olímpico confirma su  hegemonía absoluta. La venezolana se colgó los dos últimos oros mundiales, en Londres-2017 y Doha-2019.

Tras su primer salto quedaba ya claro que ninguna competidora iba a ser capaz de arrebatarle el oro. Rojas se limitó a competir contra sí misma. Se quedó muy corta en el segundo intento con 14,53 metros. Elevó a 15,25 metros en el cuarto intento. El tercero y el quinto fueron nulos.

Hasta que llegó el momento apoteósico de la noche. En el último intento, ya con el oro asegurado, dio las palmas previas de costumbre. Allí inició la carrera. Dio tres zancadas para la historia, que le hicieron llegar a 15,67 metros, una marca impresionante.

Está en la cumbre venezolana

Yulimar cosecha para el país el cuarto oro olímpico en toda su historia y el primero en categoría femenina.

Los tres anteriores fueron cronológicamente para el boxeador Francisco Rodríguez (México-1968). Siguió el taekwondista Arlindo Gouveia (Barcelona-1992). El penúltimo el esgrimista Rubén Limardo (Londres-2012).

Yulimar Rojas da a las mujeres de Venezuela la primera medalla dorada de la historia. Foto: Andrej Isakovic / AFP

Puedes leer: Colombiana Mariana Pajón obtuvo la plata y quiere una nueva bicicleta

Con 25 años, Yulimar Rojas tiene ante sí un futuro esplendoroso. Tiene al frente el consagrarse a la técnica y al cultivo de su disciplina. Está dotada de las herramientas para escribir nuevas páginas doradas en la historia del deporte venezolano y mundial.

Le faltaba el oro olímpico y el récord mundial al aire libre. Ya los tiene. Ahora solo le queda seguir superándose camino de su objetivo de ser la primera mujer en llegar a los 16 metros.

Exit mobile version