Los últimos días de Maradona según jefe de enfermeros

Maradona

Maradona, convertido en leyenda del fútbol mundial, murió el 25 de noviembre de 2020, a los 60 años. Foto AFP

La fiscalía argentina, que investiga las circunstancias de la muerte en 2020 del legendario Diego Maradona, toma este viernes declaración indagatoria a Mariano Ariel Perroni, coordinador del equipo de enfermeros contratado para atender al exfutbolista durante su internación domiciliaria en las afueras de Buenos Aires.

Perroni, de 40 años, es el tercero en declarar luego de que lo hicieran los enfermeros Ricardo Almirón, el lunes, y Dahiana Madrid, el miércoles.

Al igual que sus dos subalternos y otros cuatro acusados, Perroni es investigado por supuesto «homicidio simple con dolo eventual», un delito que supone una pena de 8 a 25 años de prisión.

Ese cargo se aplica a una persona que no modifica su accionar determinado pese a tener elementos como para saber que ese accionar puede tener un desenlace fatal.

Maradona, convertido en leyenda del fútbol mundial, murió el 25 de noviembre de 2020, a los 60 años, por una crisis cardiorrespiratoria mientras estaba solo en su cama convaleciendo de una neurocirugía y otras dolencias, en una residencia del barrio privado San Andrés, al norte de Buenos Aires.

Los fiscales atribuyen a Perroni haber tenido «pleno conocimiento de lo que se hacía y de lo que no, en especial del manejo de los enfermeros para con el paciente», así como de haber asentado «deliberadamente» en las planillas de atención «información que no se condecía con el real estado y atención médica que Diego Armando Maradona recibía».

También le atribuyen haber demostrado «un comportamiento desinteresado e indiferente frente a la situación de emergencia».

Al declarar como testigo en el inicio de la investigación, Perroni había dicho que su función era meramente administrativa ya que llevaba los registros de presentismo de los enfermeros, solicitaba informes del cambio de guardia y otras cuestiones organizativas del personal.

Según Perroni, entregaba esas planillas a Nancy Forlini (52), coordinadora del tratamiento por parte de la empresa Swiss Medical, también sospechosa y citada a declaración indagatoria para el próximo lunes.

Puedes leer: Disturbios en velatorio de Maradona originan acusaciones entre autoridades

Esta semana, tanto Almirón como Madrid refirieron a los fiscales que la casa alquilada para la recuperación del capitán del equipo campeón mundial en México-1986 no contaba con los aparatos ni el equipamiento necesarios para atender a una persona con cardiopatías.

Además, dijeron que no se les advirtió de que Maradona sufría cardiopatías y se les había ordenado no despertarlo y no molestarlo.

Ambos apuntaron a «la responsabilidad de los médicos tratantes», en alusión al neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov y el psicólogo Carlos Dïaz, los otros tres sospechosos por la muerte del ídolo histórico del Napoli de Italia que deben declarar también ante la fiscalía de San Isidro en audiencias previstas hasta el 28 de junio.

Exit mobile version