Pensilvania elude la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero

El Senado bloquea una parte clave del plan climático de Wolf y el aspirante a Gobernador, John Shapiro no quiere tomar parte.

Gases-de-Efecto-Invernadero - El Sol Latino

Pensilvania se uniría a otros once estados en el programa. Foto: Kanenori/ Pixabay

Después de años de trabajo Pensilvania está paralizada en términos de políticas de cambio climático. El estado elude la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero. Se trata de un programa de reducción de emisiones con otros estados del este.

El Senado estatal está tratando de bloquear una pieza que Tom Wolf ha convertido en una pieza clave de su programa climático. Mientras tanto Josh Shapiro, candidato a la silla de Harrisburg, dijo no tener claridad. Duda que la RGGI aborde el cambio climático a la vez que protege los puestos de trabajo.

Puedes leer: Distrito Bellwether creará 19.000 plazas de trabajo permanentes

Los republicanos y algunos demócratas que representan a las zonas ricas en energía del estado está unidos. Según Rachel McDevitt de WITF, ellos dicen que acabará con los empleos. Además que la RGGI perjudicará el estatus de Pensilvania como líder energético.

Gases de Efecto Invernadero

El Senado de Pensilvania aprobó una resolución de desaprobación.  La norma permitiría al estado unirse a la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero. La votación estuvo a punto de alcanzar una mayoría de dos tercios, a prueba de veto, por 32-18. Ahora pasa a la Cámara de Representantes.

El Gobierno de Wolf lleva dos años trabajando en la norma para adherirse a la RGGI y tiene previsto hacerlo el año que viene. Según el programa, las centrales eléctricas pagan por cada tonelada de dióxido de carbono que emiten. Su objetivo es aumentar el coste de la contaminación. Haría que las fuentes de energía más sucias sean más caras y menos competitivas en la red eléctrica. De este modo, las fuentes de energía más limpias se utilizan con más frecuencia.

Pensilvania se uniría a otros once estados en el programa. Ellos son Connecticut, Delaware, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Island, Vermont y Virginia.

Desde la cámara alta

El Presidente Pro Tempore del Senado, Jake Corman (R-Centre), habló de los peligros de la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero. Obstaculizaría el desarrollo de la industria relacionada con la perforación de gas de esquisto de Marcellus.

“Esta decisión de entrar en la RGGI está enviando un mensaje terrible a todo el país sobre Pensilvania. Un mensaje terrible de que va a ver falta de inversión”, dijo Corman.

La senadora Lisa Boscola (D-Northampton) votó en contra de la resolución. Dijo que aunque la RGGI podría no ser la mejor opción para abordar el cambio climático. Ella preferiría votar una solución bipartidista, es la única opción que tiene en este momento.

“Llevamos años sin actuar en este sentido, no hay ninguna propuesta. No tengo nada más que votar para combatir el cambio climático, excepto esto”, dijo Boscola.

Las dudas del aspirante

Shapiro, que aspira a suceder a Wolf como gobernador, dijo en un comunicado que no está claro. No sabe si la RGGI vaya a abordar el cambio climático a la vez que protege los puestos de trabajo en el sector energético y garantiza una energía asequible.

Puedes leer: Venció plazo para solicitar la boleta por correo en Pensilvania

En una declaración, Shapiro dijo que desarrollaría su estrategia energética. Lo hará “en estrecha consulta con los trabajadores y las comunidades afectadas.” La Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero está en una zona gris.

Exit mobile version