Estados Unidos llama al “diálogo” en Colombia tras protestas que saldan 19 muertos

Las manifestaciones no han cesado a pesar de la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y han dejado además unos 800 heridos según la oficina de la ONU en el país suramericano.

colombia-protestas-muertos

Los disturbios y los actos más graves de vandalismo se registraron en Cali. Foto bbcmundo/getty images

El Gobierno de Estados Unidos expresó su “profunda tristeza”  por los hechos registrados en Colombia, que hasta la fecha han dejado saldo trágico de al menos 19 muertos en el marco de las protestas de los últimos días por la ya retirada reforma tributaria.

La administración de Joe Biden mostró su “apoyo” al gobierno de presidente colombiano, Iván Duque, para solucionar la situación mediante el “diálogo”.

Jalina Porter, portavoz adjunta del Departamento de Estado del gobierno de Estados Unidos dijo en el marco de una rueda de prensa telefónica, que “en todos los países del mundo los ciudadanos tienen el derecho a protestar de manera pacífica”, aunque rechazó el “vandalismo”.

La funcionaria estadounidense hizo exhortó a las autoridades de seguridad colombianas a que muestren “la mayor contención” ante las protestas y manifestó que Washington “apoya” al Gobierno de Colombia en su búsqueda por solucionar la situación mediante el “diálogo”.

Por su parte el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, el demócrata Gregory Meeks, instó al presidente colombiano “a rebajar la violencia y dejar claro que el uso excesivo de la fuerza es inexcusable”.

En Colombia las manifestaciones comenzaron en noviembre de 2019 en protesta por la reforma fiscal anunciada por Duque, pero resurgieron con saqueos y violencia la semana pasada luego de año de pandemia.

Un hotel fue incendiado la noche del lunes en medio de las confrontaciones entre manifestantes y el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía colombiana, durante el Paro Nacional contra las políticas económicas del Gobierno de Iván Duque, en Cali.

Los enfrentamientos en la tercera ciudad de Colombia han causado una grave escasez de productos. Se registran largas filas para abastecer combustible, y los estantes de alimentos vacíos en algunos mercados y tiendas tienen en vilo a las autoridades que buscan una solución a un problema que aún no es crítico pero que crece velozmente.

Te puede interesar: Iván Duque retira proyecto de reforma tributaria que incendió a Colombia

La protesta era contra una reforma fiscal que, de haber salido adelante, hubiera golpeado especialmente a la clase media y a la baja por la ampliación de la base tributaria y el cobro del IVA del 19 %.

Las manifestaciones no han cesado a pesar de la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y han derivado en 18 civiles y un policía muertos, además de unos 800 heridos, según la oficina de la ONU en el país suramericano.

La mayoría de las muertes han ocurrido en la ciudad de Cali, pero de acuerdo con la oficina de Naciones Unidas, también ha habido decesos en Ibagué, Tolima, Pereira, Risaralda, Soacha y Cundinamarca.

Este martes 4 de mayo miles de manifestantes continuaban las protestas en las calles de Cali. Los manifestantes hicieron un llamado a paro en la capital del Valle del Cauca luego de los fuertes enfrentamientos entre civiles y uniformados en los últimos días.

Exit mobile version