A horas de votar por la “emergencia” los republicanos siguen sin un plan

Los conservadores ya pueden medir en horas el tiempo que disponen para encontrar una solución más aceptable que la resolución aprobada por la Cámara de Representantes

Republicanos analizan votación Emergencia - El Sol Latino

Los integrantes del Grand Old Party (GOP) están hablando sobre propuestas alternativas de lado a lado. Foto Cortesía

Los republicanos tratan de encontrar una solución aceptable a menos de una semana del día de las votaciones en el Congreso, en la que aparentemente se verá perdida la iniciativa de Donald Trump de lograr fondos para levantar un muro en la línea limítrofe con México a través de una “Declaratoria de Emergencia Nacional”.

Todo está listo hasta este momento para que el Jefe de la Casa Blanca use su poder de veto, pero dentro del Congreso también se mueven fuerzas que podrían en una segunda votación demoler la prerrogativa del Ejecutivo, una situación que la “Casa Republicana” está deseosa de evitar a toda costa.

Los conservadores ya pueden medir en horas el tiempo que disponen para encontrar una solución más aceptable que la resolución aprobada por la Cámara de Representantes que bloquea las acciones de Trump, que se espera que sea votada para el viernes.

Están buscando formas en que Trump pueda ganar más fondos del muro sin utilizar la declaración de emergencia, un movimiento controvertido que ha causado angustia en el Capitolio.

El senador Roy Blunt, un avezado político republicano de Montana, dijo que “creo que estamos universalmente a favor de lo que el presidente quiere hacer, pero existe una gran preocupación por el uso de la emergencia en esta nueva forma que sienta un precedente probable en la corte que los futuros presidentes podrían usar”

Sin una rampa de salida, la resolución de desaprobación tiene suficientes votos para aprobar el Senado, y hasta 15 republicanos podrían votar por ella. Ese sería un número vergonzosamente alto para la Casa Blanca, incluso si no se puede anular un veto de Trump.

Los republicanos aún tienen que encontrar un plan que unifique al comité y apruebe la reunión de procedimientos con el parlamentario.

“Mi sensación era que estábamos en el Plan Z. Comenzamos con el Plan A y descubrimos que ninguno de ellos funcionó”, dijo Blunt.

Un análisis político elaborado por Jordain Carney, parte del Staff de The Hill, uno de los más importantes medios especializados en la cobertura de informaciones del centro de poder de los Estados Unidos, incluye la opinión del importante senador republicano John Thune, quien dijo que “el mercado de ideas se está filtrando”, mientras que el senador John Cornyn, por Texas expuso en CNN que había “grandes ideas pero no conclusiones.”

Las conversaciones han variado desde enmendar la resolución hasta pasar una medida independiente por separado. El personal de liderazgo ha sido asignado para revisar las reglas de la cámara en busca de ayuda.

Por Oklahoma, el senador James Lankford quien está indeciso sobre la votación, dijo que el parlamentario les ha dado una determinación inicial de que la resolución aprobada por la Cámara podría ser enmendada.

“Ese es el debate en este momento, cómo debería ser la enmienda, si tuviéramos una”, dijo. “Todas las opciones están ahí fuera en la mesa”.

Añadió que los senadores también están hablando sobre propuestas alternativas de lado a lado. “No hay una resolución sobre esto para nosotros”, dijo.

La lucha de declaración de emergencia presenta un problema múltiple para los republicanos, que necesitan ponerse de acuerdo sobre un lenguaje alternativo que respalde a Trump en la seguridad de la frontera y exprese sus preocupaciones constitucionales sobre sus acciones.

Cuando se le preguntó acerca de hacer cambios a la resolución aprobada por la Cámara, un asesor del Partido Republicano dijo que el Senado “puede enmendar lo que quiera”, pero agregó que el parlamentario ha dicho que debería haber límites en las enmiendas para que la resolución mantenga su estatus de privilegio. 

Pero los republicanos también esperan que los demócratas voten cada seis meses sobre la declaración de emergencia de Trump, prolongando el dolor de cabeza político y legal.

Exit mobile version